世界食べ尽くしの旅 Españoleando

スペイン在住のフードライターが、素敵な人達に出会いながら、世界中を遊んで食べ尽くすの記録

El diario de una japonesa: Mi queridisima Marylin

   

IMG_9822 (3)

スポンサーリンク

Visito a Ronda cuanto pueda porque vive mi queridisima segunda familia, Anita, Rafael, Rosa, Rafalin, Jose,
¡¡¡OS QUIERO MUCHISIMO!!!

Por donde viven ellos, con andar un poco basta para ver un grupo de ovejas y vacas, al principio yo estaba literalmente alucinada con ello. Era increible, parecía que vivía dentro de un zoologico.

Un día me invitó a una finca en la sierra de Ronda. Allí había mas animales como gallinas, cerdos, ovejas, pavos, burros y hasta en un rincon ví un monton de conejos metidos en una jaula.

Aún recuerdo la primera mascota que tuve, era un conejito blanco y negro que me regalaron por mi cumpleaños, y se llamaba Marilyn.
Lo quería tanto que cuando falleció me puse hasta enferma, y durante dos dias no fui al colegio diciendoles que estaba de luto.

Asi que cuando me dijó que me iba a regalar uno, y me preguntó cual de los conejitos me gustaba mas, me puse muy contenta, pero contentisima.

Elegí aquel que se parecía más a mi ex-mascota, Marilyn, y pedí una cajita donde llevarlo, pero me dijeron que tenían montones de bolsas y que cuando volviesemos a la ciudad me lo daban.
Era una familia muy encantadora, campechana y divertida, comimos monton y despues fuimos a cojer los esparragos. De verdad y de corazón lo pasé super bien.

スポンサーリンク

Y en el momento en el que ibamos a volver a la ciudad me dieron una bolsa, una bolsa de plastico de un supermercado, y alli estaba mi Marilyn,
mi Marilyn … pelado y cortado

Mi Marilyn ya no era mi Marilyn,

¡se habían comvertido unos pedazos de carne!

No podrais imaginar como me sentía, pero yo no soy vegetariana sino carnívora, vivo alimentando con el carne de otros, no iba a ser hipocrita ni cursi, asi que lo recibí diciendoles gracias, con la sonrisa japonesa como siempre.

Sabeis, como todo tipo de carne, y a lo mejor aquel chuleton del otro dia era el Marilyn de alguien, quien sabe. Solo por mi Marilyn no debería lastimar, no debería llorar, no tenía derecho, ¡Era injusto!

Asi que lo cociné tal y como me explicaron, mientras que de mi cabeza no se quitaba la sonrisa de Marilyn, es que estos bichos saben sonreir…

Me lo comí, lo comí llorando, digiriendo la tristeza de ser carnivora.

Nunca en mi vida había comido carne de conejo, y encima estaba buenisima, pero sabía un poco amarga.
Sería el sabor de mis lagrimas…

 - En español